lunes, 21 de septiembre de 2020

68º Festival Internacional de Cine de San Sebastián (1)

"Another Round" [****], de Thomas Vinterberg (Oficial)
El siempre polémico tema del consumo de alcohol en la sociedad presentado de forma decididamente provocativa por Vinterberg en una historia que juega con notable éxito con los registros que van desde el humor esperpéntico hasta el drama personal. Un grupo de profesores cuarentones atraviesan una crisis familiar y existencial que deciden resolver a través de una teoría por la que el consumo moderado de bebidas alcohólicas les puede ayudar a revitalizar tanto su faceta personal como familiar. El director describe un hábito extendido entre jóvenes y mayores sin pontificar jamás, presentando, por supuesto, el lado más oscuro de las adicciones pero también poniendo en valor lo que un poco de droga compartida, controlada y orientada al disfrute puede ayudar a aprovechar mejor nuestras vidas.

"Verano del 85" [**], de François Ozon (Oficial)
Ozon nunca da puntada sin hilo. Y esta no es la excepción. "Verano del 85" no es solo la historia de un primer amor, en este caso homosexual, con su evidente magia (reforzada, además, por los estupendos momentos musicales de la época) y su inevitable dolor (bajo un drama voluntariamente exagerado), sino que también es literatura dentro del cine, el juego favorito del realizador francés: ¿es todo una obra de ficción (dentro de la ficción) fruto de la imaginación del protagonista? El componente de thriller ayuda a aportar mayor complejidad a una trama que interesa e incluso cautiva por momentos, siempre y cuando el espectador esté dispuesto a jugar su juego.

"Nuevo orden" [**], de Michel Franco (Perlak)
Concedo la noble intención de la película de presentar la sociedad bajo un enfoque de que la violencia engendra violencia, las cosas cambian para que todo siga igual, los regímenes gobernantes acaban traicionando sus ideales mientras la gente de buena voluntad paga el pato... Pero la propuesta de Michel Franco es tan genérica y poco perfilada, su reflexión tan vaga, las motivaciones de sus personajes tan poco creíbles... que todo lo que ocurre en la pantalla me acaba dejando más bien frío.

"Wife Of A Spy" [**], de Kiyoshi Kurosawa (Perlak)
Algunos entienden el cine de corte clásico como algo meramente estético: correcto en lo formal pero a veces pausado y evidente hasta lo aburrido. Es el caso de este Kurosawa (nada que ver, evidentemente, con Akira Kurosawa) y su filme de espionaje en el Japón de la Segunda Guerra Mundial cuyo mayor atractivo es, precisamente, esa época del Imperio nipón y sus desmanes en China bajo su alianza con la Alemania de Hitler y la Italia de Mussolini. Pero en su desarrollo poco a poco se va cayendo...

"Slow Singing" [], de Dong Xingyi (New Directors)
Vamos a conceder que es su primera película, pero, lamentablemente, Dong Xingyi ya empieza a apuntar malas maneras de realizador "moderno". Para empezar, ese largo travelling desde detrás de un tractor y otras escenas alargadas sobremanera. Interesa, no obstante, ese protagonista descerebrado que acaba de salir de la cárcel después de bastantes años y que regresa a su pueblo de la China rural sin encontrar la manera de encauzar una vida dispersa y sin rumbo alguno.

jueves, 27 de agosto de 2020

23º Festival de Cine en Español de Málaga (y 2)

"Un mundo normal" [***½], de Achero Mañas (Sección Oficial)
Esa supuesta "normalidad" de la vida de la gente es lo que quiere destacar Achero Mañas en su nueva película para ponerla en cuestión, concluyendo que no existe tal cosa, sino que cada cual afronta la vida como desea dentro de las opciones que puede manejar o le dejan. Y, así, Ernesto Alterio dibuja un espléndido personaje, el de un hombre muy desorientado en lo personal (con su relación en vías de romperse) y en lo laboral ("abocado" a realizar series para sobrevivir -acertada crítica sobre el medio televisivo-) que deberá decidir si lleva a cabo la petición de su madre de que, tras su muerte, su cuerpo sea arrojado al mar, con los problemas legales que ello conlleva. Metáfora de que la coherencia podrá llevar, no sin dificultades, a encarrilar su vida. Un mensaje noble para un filme humanista que, con sus imperfecciones, emociona.

"Black Beach" [**], de Esteban Crespo (Sección Oficial)
Puede ser loable querer hacer en el cine español un thriller de empaque, al estilo de la saga de Jason Bourne, pleno de acción, argumento pretendidamente complejo, localizaciones internacionales y, además, mensaje social de fondo. Pero, en el caso de "Black Beach", el exceso no bien medido de ambición lleva a una trama con más momentos de inverosimilitud de lo deseado.

miércoles, 26 de agosto de 2020

23º Festival de Cine en Español de Málaga (1)

"Hasta el cielo" [***½], de Daniel Calparsoro (Sección Oficial)
La ambición desmedida es retratada con acierto y en un formato de thriller contundente en esta historia del chaval de barriada marginal que desea a toda costa conseguir el éxito y la riqueza (incluso por encima del amor). Así, desde su desarraigada situación social se lanza al robo compulsivo mediante alunizajes en tiendas de alto standing hasta que, buscando las convenientes alianzas con empresarios y policías corruptos, consigue el acceso a las altas finanzas, que son tan sucias como las bajas, con sus redes de paraísos fiscales y sistemas de lavado de dinero negro. Una película, en fin, que aúna entretenimiento, espectáculo y una trama suficientemente compleja y con personajes interesantes que da lugar a una obra bastante sólida y atractiva.

"Las niñas" [***½], de Pilar Palomero (Sección Oficial)
Aunque el tono, las formas y el planteamiento nos remiten miméticamente a "Verano 1993" (Carla Simón, 2017), podemos encontrar en "Las niñas" una historia personal que, también ambientada a principios de los 90, resalta las represiones morales que todavía había en España, especialmente en zonas rurales y donde aún pesaba la religión. Todavía en algún caso podíamos encontrar la condena social a familias que no seguían el esquema clásico, aunque el país se abría al mismo tiempo a las libertades y a nuevas formas de entender la vida. Las maneras pausadas del filme no lo harán para todos los gustos pero, en cambio, refuerza el halo de misterio y secretos familiares en torno a las protagonistas, mientras esa generación de chicas busca escapar de la asfixiante realidad a través de la música.

"La boda de Rosa" [***], de Icíar Bollaín (Sección Oficial)
El cine de Bollaín siempre tiene un reconocible poso humanista y un gusto por crear personajes muy cercanos y naturales con los que sentirse identificado. En este caso, aunque la historia de la mujer que 
se siente asfixiada por una vida que no controla y desea autoafirmarse llega al espectador, esa metáfora empleada de casarse con uno mismo para demostrarlo parece un tanto irreal, alejada, por tanto, 
de los propios postulados de la directora. Pero, claro, luego está esa galería de secundarios tan rica y variada (excelentes Sergi López y Nathalie Poza, como los hermanos aparentemente intachables y, 
en realidad, llenos de los mismos problemas), y a uno le acaba convenciendo la película.

lunes, 11 de noviembre de 2019

16º Festival de Cine Europeo de Sevilla (SEFF) (y 2)

"El joven Ahmed" [****], de Jean-Pierre y Luc Dardenne (Selección EFA)
Implacable retrato de un adolescente radicalizado, tan seguro de sus "principios" que trata de llevar a cabo con sistemática y medida naturalidad todos sus objetivos. Y estos no son otros que imponer por cualquier medio su visión de la vida (en este caso, el islamismo extremo) a los demás, incluyendo su familia, su propia profesora o su primer amor, a quienes no duda en supeditar a sus propios intereses religiosos, perdiendo así todo atisbo de humanidad. Y decimos implacable retrato porque el seguimiento de la cámara sobre el muchacho es constante hasta desembocar en un final, con tono de thriller y absolutamente demoledor, que simboliza los graves peligros de la alienación humana. Mensaje alto y claro de los hermanos Dardenne.

"Gloria Mundi" [***], de Robert Guédiguian (Sección Oficial)
El cine social de Guédiguian se viste en esta ocasión de duro pesimismo para retratar la completa insolidaridad entre las propias clases bajas, condenadas no solo a la precariedad laboral general sino a la cruel competencia entre sí. Ni los lazos familiares se salvan del triste panorama. Solo un sacrificio final argumentalmente excesivo y una pincelada de esperanza en las generaciones futuras salvan la obra del más negro de los fatalismos. Cierto que un filme no tiene por qué ofrecer salidas a los problemas que plantea, desarrollados en cualquier caso con solvencia e interés, pero se agradecería alguna alternativa...


"It Must Be Heaven" [**], de Elia Suleiman (Sección Oficial)
Demasiado irregular en su surrealismo como para enganchar, con esa sucesión de escenas chocantes que tienen por objeto mostrar lo absurdo del comportamiento humano en todo el mundo, sea Palestina, París o Nueva York, la película acaba por ser un conjunto deslavazado con solo algunos momentos acertados. Eso y el papel bastante "tatiesco" (de Jacques Tati) del director y protagonista es lo más salvable de una obra que podría haber resultado mejor si se hubiera hilado fino.

domingo, 10 de noviembre de 2019

16º Festival de Cine Europeo de Sevilla (SEFF) (1)

"Madre" [***½], de Rodrigo Sorogoyen (Sección Oficial)
Ya nos dejó muy intrigados Rodrigo Sorogoyen hace dos años con su corto homónimo, que le valió el Goya al mejor cortometraje de ficción y el mérito de estar nominado para el Oscar. Su planteamiento era impactante: una madre descubre que su hijo de corta edad se ha quedado solo, a cientos de kilómetros de distancia y en peligro inminente, a través de una llamada de teléfono de tensión fílmica brutal. A modo de prólogo, el largometraje ahora presentado recupera el corto en su inicio y prolonga la acción en un tono radicalmente distinto. Ya no es un thriller, sino un más pausado acercamiento, diez años después, a la vida traumatizada de esa mujer y cómo aquella pérdida le impide rehacer su existencia en muchos aspectos. La historia se complica cuando conoce a un chaval que podría ser su hijo. O no. Desde luego, no es una película fácil y bordea la corrección política en varios momentos. Pero su valentía, su elegante dirección y, especialmente, la emotiva actuación de Marta Nieto otorgan mucho cuerpo a un filme que da para una buena reflexión.

"La mafia ya no es lo que era" [***], de Franco Maresco (Las Nuevas Olas)Un documental por momentos tan increíble que parece una ficción: esos personajes esperpénticos, esas situaciones surrealistas... Y el caso es que todo ello se acaba pegando a la retina y permanece en la memoria este retrato costumbrista-expresionista de esa gente de Palermo que lleva la mafia en la sangre como algo cultural y tradicional más, y se niega una y otra vez a condenar sus asesinatos (la famosa ley del silencio). Mientras, asistimos asombrados a la vida de ese organizador de eventos de lo más ridículos en un entorno de pobreza, marginalidad y (falso) orgullo.

"Sons Of Denmark" [***], de Ulaa Salim (Selección EFA)
El auge de la ultraderecha xenófoba es el hilo argumental de este filme político-social realizado a modo de distopía: se sitúa solo unos pocos años en el futuro y pinta un panorama gravísimo, en el que un partido extremista está a punto de llegar al poder en las elecciones de Dinamarca mientras un grupo de inmigrantes tratan de defenderse alimentados por el victimismo y radicalizados religiosamente. El argumento (no exento de algún exceso inverosímil) evidencia un hecho claro: ambas tendencias se retroalimentan y ninguna nos lleva a una situación mejor, sino claramente peor, y aun así la gente vota lo que vota. El debate está servido...

lunes, 21 de octubre de 2019

64ª Seminci - Semana Internacional de Cine de Valladolid (y 2)

"The Father" [***½], de Kristina Grozeva y Petar Valchanov (Sección Oficial)
Los directores búlgaros Kristina Grozeva y Petar Valchanov vuelven con una historia de fino humor esperpéntico en la que se habla de paternidad. Por un lado, de quien traduce en términos sobrenaturales la culpabilidad por la muerte de su esposa y, por otro, su hijo, que a su vez va a ser padre por primera vez (y tras supuestas dificultades), lo que le lleva a mentir y sobreproteger a su mujer. Si bien las situaciones surrealistas y la carga cómica y crítica es inferior a su magnífica "Un minuto de gloria" (2016), se trata de una obra bastante recomendable.

"A Tale Of Three Sisters" [**½], de Emin Alper (Sección Oficial)
Película algo fría sobre el aislamiento de tres hermanas en una aldea turca perdida entre las montañas, evidente metáfora de su discriminación en una sociedad dominada por las costumbres arcaicas y la servidumbre obligada. Es original, no obstante, que las chicas no se presenten como almas cándidas e inocentes, sino que también usen sus recursos de fuerza y presión. Por otro lado, acaba resultando más interesante el papel del marido de la mayor de ellas, cuya simpleza esconde muchas verdades, siendo su drama personal muy superior.

"And Then We Danced" [**½], de Levan Akin (Sección Oficial)
Historia de descubrimiento de la homosexualidad más curiosa por el marco donde ocurre (la Compañía Nacional de Danza de Georgia y entre bailes tradicionales) que por su desarrollo, un tanto previsible, aunque los personajes están bien creados y es bastante convincente la lucha interior del protagonista. La trama tiene cierto interés aunque resulta ya vista mucho últimamente en el cine.

"Cat In The Wall" [*], de Vesela Kazakova y Mina Mileva (Sección Oficial)
Bastante absurda historia que pretende hablar de las dificultades de unos emigrantes búlgaros por integrarse en un barrio londinense en proceso de gentrificación. Con tendencia a la incoherencia y el aburrimiento, su metraje ajustado se hace larguísimo.

domingo, 20 de octubre de 2019

64ª Seminci - Semana Internacional de Cine de Valladolid (1)

"Intemperie" [***½], de Benito Zambrano (Sección Oficial)
Filme sobre la posguerra española en un ámbito rural de la Andalucía profunda que se asemeja claramente a un western, tanto en su puesta en escena como en su enfoque argumental. Esta original y curiosa perspectiva hace que la lectura sobre las consecuencias de la guerra civil cobre una frescura inédita. Si bien se opta por unos personajes muy arquetípicos (el señorito muy malo, el pastor muy noble, el niño inocente...), precisamente propios del género de películas del oeste, la historia se sigue con bastante interés y cobra fuerza simbólica de la opresión que España sufrió en el franquismo.

"Arab Blues" [***½], de Manele Labidi Labbé (Sección Oficial)
Desconozco el sentido exacto de esta película, si no es otro que simplemente narrar el robo más tonto jamás cometido. El de un par de jóvenes tirando a descerebrados que se hacen con valiosas piezas delMuseo Nacional de Antropología de Ciudad de México y se enzarzan en qué hacer con ellas, en tratar de venderlas sin la más mínima experiencia ni contactos... Puede haber un mínimo mensaje de que la historia y la tradición del país no son consideradas por nadie pero, la verdad, da más la sensación de filme con ciertas pretensiones pero más bien fallido.

"Blind Dates" [***], de Levan Koguashvili (Objetivo: Georgia)
Buenas dosis de gracia y surrealismo tiene este filme georgiano de citas de amor a ciegas con un par de protagonistas que andan bastante sin rumbo por la vida. Su humor es tan fresco como inocentes y naíf resultan sus personajes en una historia que acaba teniendo un punto de existencialismo.

"Echo" [*], de Rúnar Rúnarsson (Sección Oficial)
Un pegote importante de 56 escenas (inconexas entre sí e insustanciales la mayor parte) que lleva a cabo el director (?) Rúnar Rúnarsson -autor, por otro lado, de la muy apreciable "Sparrows (Gorriones)" (2015)- con la pretensión de suponer una radiografía (?) de la Islandia actual. En fin...